Skip to content

Otro grande que cae…

diciembre 28, 2005

Hace unos días hablé de los Hermanos Farrelly, directores a quienes admiro pero que con su último proyecto han sido una total decepción; hoy voy a hablar de otro director que va por el mismo camino, el hongkonés John Woo.

 

 

Woo empezó su carrera haciendo películas de acción en Hong Kong, instalando un estilo de hacer cine que ha sido copiado hasta el cansancio. De él tenemos las tomas en cámara lenta, los enfrentamientos a la mexicana, las palomas blancas, las artes marciales a todo dar, las balaceras artistícas, en fin; hizo de la violencia un arte. Claro que nunca he visto estas películas, sólo imágenes, pero si sé que casi todas son con Chow Yun-Fat y están llenas de matones vestidos de negro y usando lentes oscuros.

Pronto, Woo emigró a los Estados Unidos, empezando con Operación Cacería, una de las pocas peliculas decentes que ha hecho el coquero de Van Damme (Y ojo, que el hombre tiene un par salvables; y no me refiero a Cyborg, precisamente). De ahí vino John Travolta en pleno renacimiento haciendo el loco en Código Flecha Rota, para luego repetir plato con la entretenida Contracara. Y de ahí, Woo empezó a irse en picada.

Misión Imposible 2 fue un producto enteramente comercial; salvable, pero nada extraordinario. Después, Woo quiso ponerse a experimentar, primero con Códigos de Guerra, film bélico repleto de clichés y falto de emoción debido a que el patentado estilo de Woo casi ni se mostró; y lo mismo ocurre con su intento en el campo de la ciencia ficción, Paycheck, que fue la única película que pude ver el día de Navidad; no fue precisamente un bonito regalo.

Paycheck parte con una interesante premisa: un ingeniero especializado en robar tecnología se borra la memoria luego de cada trabajo, hasta que le ofrecen una lucrativa tarea que le costará tres años de vida; al despertar, no recuerda nada, no le han pagado y lo persigue todo el mundo, y lo único que tiene son un montón de objetos comunes que él mismo se dejó para usar después.

 

 

¿Quien no quisiera saber de que se trata todo el asunto? Desgraciadamente, revelan todo a la mitad y de ahí es sólo cosa de soportar la persecución para llegar al demorado clímax que ya nos esperamos, mientras que Uma Thurman sale viendose horrenda y sin aportar nada. Lo peor de todo es que las escenas de acción son mera rutina: nada de balaceras estilizadas, estilo ni trucos de cámara, Woo parece haberse quedado dormido y la verdad esto lo pudo haber dirigido cualquier tonto con una cámara (O sea, yo).

¿Que pasó? Parece que Woo no pudo, o no quiso, adaptar su estilo a la historia que estaba contando y por ello, se apagó; o eso o se puso muy comercial. Ya hace rato que sus productos están decayendo, tanto que te hace dudar de ver una película de él otra vez. Es una pena porque el tipo sabe de su oficio y tiene bastante frescura que aportar al género de acción. Ahora se encuentra trabajando en una adaptación de un juego de video, Spy Hunter, que al menos promete harta violencia y a La Roca, para los que les interesa. Ojalá cumpla.

Si no, habrá que decirle a Woo que se tome una vacaciones, regrese a Hong Kong y junte a sus amigos chinos de sacos oscuros para ponerse a filmar balaceras otra vez.

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: