Skip to content

Tres Razones por las que Harrison Ford es un Grande

enero 18, 2013

han-solo

Harrison Ford es, que duda cabe, una leyenda. Es responsable de varios papes icónicos en el cine; y pensar que al principio se dedicaba a fabricar muebles como maestro carpintero. Hoy en día se le conoce por sus esporádicas apariciones en pantalla (o es muy quisquilloso con sus papeles, o simplemente está disfrutando de un temprano retiro) y por sus aires de viejo amargado y gruñón, al punto que pareciera que sonreír es para él un esfuerzo digno de Hércules. Así y todo, se ha convertido en una de las figuras más queridas de Hollywood – hasta se le puede perdonar el arete. Y si es que somos caritativos, también le perdonamos Cowboys vs. Aliens – una de esas películas que debió haber sido mil veces más divertida viendo de que se trataba, pero algo salió muy mal.

Las razones por las que Harrison Ford es un ídolo:

1. Han Solo es uno de los personajes más memorables de la saga Star Wars. Un carismático rebelde que al principio parte como un egoísta que sólo busca que le paguen, para de a pocos mostrar su corazoncito y unirse a los rebeldes en su lucha contra el Imperio Galáctico. Solo es bromista y sarcástico, el único que parece transplantado del presente hacia el universo de fantasía de George Lucas, el antiheroe por excelencia que no piensa dos veces antes de balear a un extraterrestre verde que viene a dárselas de gallito. Que duda cabe también que Ford era el mejor actor de toda la saga, excepto tal vez Alec Guinness, pero él sólo salió en una película y es bien sabido que no quería estar ahí en primer lugar.

2. Indiana Jones es memorable por su vulnerabilidad. Bien fácil pudo haber sido uno de esos héroes indestructibles que vence a los malos sin siquiera sudar, quedándose con la mujer al final, pero no: es antes que nada un humilde profesor, un aventurero que le tiene miedo a las serpientes, que cae en sus aventuras casi por accidente y que logra salvarse por un pelo de todo peligro (como abrir el Arca de la Alianza), improvisando las cosas a último minuto y para sorpresa de todos, saliendo ileso. Jones es un héroe humano: son justamente estos defectos los que lo hacen tan querible.

Debido a su impaciencia, Ford es responsable de una de las escenas más memorables de la saga. Enfrentado a un guerrero árabe empuñando una espada, el actor se encontraba sufriendo de disentería bajo los embates del sol tunecino. Fastidiado y con unas enormes ganas de ir al baño, Ford decidió apurar la escena con un révolver. Los resultados hablan por sí solos:

 

3.  Justamente porque es un viejo gruñón y malas pulgas que no sonríe (o como leí en una crítica hace tiempo, “cada vez se parece más a un oso”); uno no puede evitar reírse y quererlo. Porque Harrison Ford no se anda con tonterías ni se las aguanta a nadie, menos a un alemán afeminado:

 

No menciono a Rick Deckard en Blade Runner porque verla está en una cada vez más extensa lista de pendientes. Pero no necesito más razones para considerar a Harrison Ford un grande, un actor que se da el lujo de dar la impresión que odia su trabajo, al mismo tiempo que divierte a todos.

 

From → Uncategorized

One Comment
  1. Maria Gracia permalink

    Es querible en cualquier papel que haga, yo pienso que siempre hace un poco de el mismo. Seductor aun con su cara de enonojado. Es unico!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: