Skip to content

Lima Independiente: Un Acercamiento

junio 24, 2013

Antes de mudarme a Australia en el 2009, el ya veterano Festival de Lima era uno de los pocos (hasta tal vez el único) evento de este tipo que se realizaba en la ciudad, esperado con ansias por los cinéfilos que necesitaban un descanso de la oferta de los multicines. Regresé tres años después para ver a la ciudad de a pocos convirtiéndose en una fiesta festivalera, con la aparición del Festival Iberoamericano de Cine Digital, el Transcinema, y el Lima Independiente, entre otros; una oferta más que variada.

En honor a la verdad, no soy muy asiduo a los festivales, muy pocas veces los sigo; pero eso lo veo como una ventaja. Llego sin prejuicios, sin inclinarme por algún tipo de cine o un cineasta en particular. Entro a ver todo sin saber nada, y de vez en cuando quedo gratamente sorprendido.

En ese sentido, el mayor descubrimiento de la tercera edición de Lima Independiente ha sido el cine del argentino José Campusano, un claro representante de lo que se conoce como “cine de guerrilla”.

 

fango_afiche

 

Fango, su más reciente film, es una historia sobre infidelidades y crímenes que involucran a varios personajes: dos metaleros veteranos que buscan formar una banda de “tango thrash” (una improbable combinación que funciona y que incluso es un proyecto real del director), una matona lesbiana que no se anda con bromas, y el líder de una pandilla local con la cara llena de cicatrices, entre otros; lo que vemos es una crónica roja en pantalla, un caso que ocurrió en la vida real y cuyas consecuencias fueron mucho más nefastas.

Vikingo es una mirada a la cultura de los motociclistas, con el líder de una pandilla que, a pesar de su estilo de vida, sigue firme en sus principios de lealtad y apego a la familia, tal vez la única persona decente que queda en un ambiente corrompido donde el crimen es cosa de todos los días. Por último está Bosques, un mediometraje sobre los esfuerzos de dos hermanos de escapar de un mundo marcado por la delincuencia e incertidumbre.

Campusano filma sus películas en video digital, usando su propio barrio como locación, acompañado por actores locales que en su mayoría no son profesionales; esto le da a sus obras una crudeza y un realismo que no se pueden fingir. Sin embargo, a pesar de la temática, el argentino no hace películas de denuncia; sólo busca retratar una realidad que conoce de primera mano sin adornos y sin negarla: este soy yo y este es mi mundo. Es un cine visceral pero honesto, siempre interesante.

Junto a Campusano, otro invitado del festival fue el tailandés Apichatpong Weerasethakul, que fue tratado como un rockstar, aceptando cumplidos con una humilde sonrisa y siempre dispuesto a firmar autográfos o tomarse fotos con todos. Sé quien es, pero nunca había visto nada suyo; simplemente no parecía mi tipo de cine. Sigue sin serlo, pero debo admitir que tiene un estilo bastante particular. La única palabra con la que puedo describir una película como Mekong Hotel es “relajante”. A pesar de sus elementos fantásticos – se habla de espectros del folclor tailandés, entre otras cosas – es una película de diálogos, de momentos serenos, sin casi nada de trama. Los personajes conversan con una tranquilidad infinita, que se ve en el mismo ambiente de un hotel casi vacío al costado del río. A veces sólo provocaba cerrar los ojos y escuchar la omnipresente guitarra acústica. En un ambiente así, hasta la imagen de una mujer comiéndose los intestinos de un cadáver no es chocante para nada. Fue sólo después de verla que sentí que ya podía saludar al Tío Api como tantos otros; aunque su cine no es de mi gusto particular, sí lo puedo respetar.

 

Mekong-Hotel3

 

El ser jurado APRECI  de la Competencia Peruana me enseñó que esto requiere de un poco más de trabajo y organización; no se trata sólo de sentarse a ver películas (aunque ese es el obvio atractivo). Al menos, tuve la suerte de que todas las que me tocaron ver eran en una misma sala que, a Dios gracias, quedaba cerca y me evitaba tener que estresarme y querer arrancarme el pelo por el caótico tráfico de las horas punta limeñas.

Casi todo el cine que se hace hoy en día es digital, lo cual le da la oportunidad a varios cineastas de realizar su trabajo aún con pocos recursos: sólo se necesita una cámara y la voluntad suficiente. Han surgido muchos cineastas locales de corte independiente y la muestra es una variada prueba de ello.

Hubo de todo: Cable a Tierra de Karina Cáceres, una especie de bitácora de viaje que nos enseña que vivimos en un mundo amplio que nunca llegaremos a conocer del todo; Culebraico de Rodrigo Otero, un llamado a reconectarnos con nuestras raíces que resulta válido en un mundo globalizado cada vez más sometido a la tecnología; y así sucesivamente. Documentales, ficciones y los infaltables trabajos experimentales que a primera vista dejan a uno rascándose la cabeza estuvieron presentes: es una señal de que el cine peruano se está renovando con nuevas voces.

Fuera de competencia estaba Entonces Ruth de Fernando Montenegro, un delirante ejercicio de ciencia ficción pura con una premisa intrigante: en la Lima del futuro (que se ve igual que ahora, sólo que con motos voladoras y robots serviles), un grupo religioso/secta/iglesia escoge a una representante para reunirse con unos extraterrestres recién llegados y averiguar si son hostiles o pacíficos. Este es un film de ideas grandes que a veces son traicionadas por su aparente bajo presupuesto, pero Montenegro ha armado un relato entretenido que funciona a pesar de sus fallas, con un final algo cruel que no me veía venir: sólo dígamos que estos aliens no son como E.T. Insisto: estas son el tipo de películas que necesita el cine peruano.

 

 

Lima Independiente tuvo cine para todos los gustos – hasta se logró colar una película de zombies brasileña que me quedé con ganas de ver. Siento que aprendí algo nuevo: el cine independiente no tiene porque ser inaccesible e impenetrable y nunca está de más ver nuevas propuestas. Aunque ahora me dan ganas de apagar el cerebro y ver bastantes explosiones, esperaré la siguiente edición del festival con interés.

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: