Skip to content

Fiesta de Terror

octubre 20, 2014

En el 2010, me encargaron cubrir la inauguración de un festival en Melbourne llamado Fantastic Asia. El afiche era una imagen de la actriz softcore japonesa Asami ligera de ropa y con una espada samurai en la mano. Era un perfecto resumen de lo que se venía: una fiesta con cine de terror, cine gore, películas fantásticas, etc.; mientras más bizarro, mejor. Un festival de género que sólo buscaba entretener.

FAFF debutó con toda una declaración de principios: Helldriver, un alucinado filme de zombies japonés repleto de gore extremo, humor negro y hasta referencias a Dragon Ball Z. Resulta difícil de describir: no se me ocurre como hacer justicia a un filme donde se utilizan cabezas aún conectadas a la espina dorsal como látigos. Hace parecer al antiguo Peter Jackson como mesurado y puritánico. La responsable de este delirio fue la productora Sushi Typhoon, especializada en cine fantástico de bajo presupuesto, obviando todo lo que se pueda considerar de buen gusto; hacen del Cine B un arte (aprovecho de hacerme un poco de propaganda: aquí pueden encontrar un artículo mío sobre esta pandilla de orates, escrito para el blog hermano También Los Cinerastas Empezaron Pequeños).

El director es un tal Yoshihiro Nishimura, un loco con afición por las camisas hawaiianas chillonas, que es o un lunático de cuidado o un genio incomprendido. Aquella función finalizó con este personaje irrumpiendo en la sala vestido con un pañal, llevando consigo un souvenir de su película: un bebé zombie que agitaba sobre su cabeza como un látigo, pegando gritos y salpicando a todos con sangre artificial. No quedaba otra que reírse; la misión de este festival era divertir y para los que abandonaban los prejuicios (o los que no se ofendían frente a una película sobre zombies hechos de excremento) y se dejaban llevar, cumplía con creces.

La experiencia me llevó a una conclusión: Lima necesitaba un festival de cine de género. Es bastante notable la cantidad de festivales que han aparecido en los últimos años, representando una sana alternativa a nuestra alicaída cartelera. Pero lo cierto es que a veces estos eventos se empiezan a parecer demasiado entre sí: películas “serias”, ganadoras de premios, avaladas por un exitoso paso por un festival internacional, etc. Y dado que estos eventos suelen darse uno tras otro, sucede que muchas películas empiezan a repetirse. Lo que hacía falta era un festival que no se concentre sólo en aquel cine de prestigio, sino en ese otro que busca dar rienda suelta a la imaginación y no tiene mayor meta que hacer reír, asustar o emocionar al público. Y justamente, llegó el Terror Fest Perú para ocupar esa brecha.

 

AFICHE BANNER ENTREVISTA

 

Hay que admitirlo: al público peruano le encanta el cine de género, o más concretamente, el cine de terror. Basta con ver el sinfín de películas de ese corte que parecen estrenarse cada semana, o el que dos de los filmes nacionales más taquilleros de los últimos tiempos se centren alrededor de fantasmas y demonios. A la gente le gusta asustarse, le gusta la inyección de adrenalina que significa ver cosas terroríficas en pantalla; es algo innegable.

Es bueno entonces que el Terror Fest acerque al público a obras inéditas de género. A través de una saludable muestra de cortometrajes provenientes de diversas partes del mundo, se le da vitrina a noveles cineastas con nuevas propuestas, además de dejar fe de la afinidad de nuestros directores por el cine de género; más de la mitad de la muestra proviene de nuestro país. Puede no ser cine “de autor”, del que gana premios internacionales, pero merece su lugar en las salas.

Al Terror Fest le falta mucho por recorrer, tal vez aprovechar más su concepto; y el público también tiene que adaptarse a un festival con una mentalidad diferente. El grueso del público limeño tal vez no esté listo aún para que un loco en Pampers entre a la sala a ensuciar a todos con jalea roja, pero tiene cancha para hacer cosas realmente interesantes y divertidas.

Al igual que el FAFF, el film inaugural del Fest fue una declaración de principios. Así En La Tierra Como En El Infierno de John Erick Dowdle es otra película más en el ya añejo formato de found footage – aquel donde la cámara se mueve en espasmos esquizófrenicos y más de uno queda mareado – pero logra ser interesante. Un grupo de exploradores va en busca de la Piedra Filosofal (sin necesidad de ir a Hogwarts), que yace en lo profundo de las catacumbas de París. Parte como una aventura digna de Lara Croft para luego convertirse en algo mucho más siniestro.

Es debatible si toda la mitología detrás de la dichosa piedra es cierta o una completa ridiculez; pero el filme cumple como un claustrofóbico ejercicio de terror que pone a uno tenso, al borde del asiento, sudando frío y con ganas de gritarle a la pantalla, es decir, a lo que apunta cualquier película de terror. Una vez que se toman en cuenta las veladas referencias a La Divina Comedia de Dante. se sabe que estamos frente a una película que busca ser mucho más que una excusa para que un grupo de jóvenes incautos sufran muertes espantosas (aunque de eso también hay de sobra).

A juzgar por las risas nerviosas, los comentarios a viva voz y el alto nivel de estrés que se percibía en la sala, la película logró su cometido. Todo Festival de género debería apuntar a crear este ambiente festivo, lleno de sorpresas y que no se toma demasiado en serio y parece que tras la noche inaugural, este evento va por buen camino. Felicitaciones a la gente de AV Films por organizar un certamen que hacía falta en nuestro calendario fílmico; que vengan muchas ediciones más.

Más información aquí.

 

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: