Skip to content

Los Bodrios del 2014

diciembre 16, 2014

Viendo tanta película, uno está expuesto a tremenda cantidad de bodrios. Lo lógico sería ignorarlos, pasar la página y prestarle atención a películas que valgan la pena, que justifiquen el pasarse horas sentado frente a una pantalla. Pero de vez en cuando es bueno acordarse de las innombrables, por último para saber que evitar a futuro y porque no, reírse un rato. Así que aquí van las bostas del año, las que me hicieron considerar seriamente el ponerme a leer más libros.

 

sin-city-1

 

La que me rompió el corazón

En el lejano 2005, cuando recién empecé este blog y mi pluma seguía en pañales, proclamé a Sin City de Robert Rodriguez y Frank Miller como la mejor película del año y aún lo mantengo. Esperé nueve largos años para la secuela… y no valió la pena. Una Dama Fatal mantiene la genial estética en blanco y negro, pero en todo lo demás es una inferior copia. Se siente barata; la mitad de la película parece ocurrir en el Bar de Kadie’s y para cuando muestran la decimonovena toma de Jessica Alba bailando sobre un escenario, uno empieza a bostezar. Rodríguez y Miller ignoran por completo la cronología de su propia serie; es inexplicable que Marv siga vivo (está más demacrado que de costumbre, aunque eso debe ser culpa de Mickey Rourke y no del maquillaje). Ni a ellos parecía importarles mucho y cuando llega ese final abrupto con gusto a nada, uno se da cuenta que la película llegó demasiado tarde.

 

Como malgastar tiempo, talento y dinero

Cada año hay algún gran estreno hollywoodense repleto de grandes estrellas que promete mucho y resulta ser un sonoro fracaso. Este año, ese dudoso honor recayó en Transcendence, el debut en la dirección de Wally Pfister, director de fotografía siempre asociado con Christopher Nolan. Eso puede explicar la presencia de tremendo reparto, aunque parecen aburridos de estar ahí – Johnny Depp es frío y apático incluso antes de que su personaje se convierta en una inteligencia artificial. Es un film de buenas ideas, pero ninguna llega a cuajar: manifiesto anti-tecnología, romance trágico, thriller cibernetico, y más, todo hecho a medias y somnífero hasta decir basta.

 

La prueba de que has madurado

Antes de ver Transformers: La Era de la Extinción, pensé: “será al menos un poco mejor que las tres anteriores, o me daré cuenta que estoy un poco más viejo y este tipo de películas ya se me hacen insoportables”. Adivinen que pasó. A pesar del cambio de reparto e historia, esta es otra incoherencia de Michael Bay que se hace interminable con sus casi tres horas de duración. Se suben a una nave espacial a mitad de película y salen ilesos, y aún así faltan más de 90 minutos. No es más que un exceso de ruido y efectos especiales; hasta Optimus Prime parece cansado de estar protegiéndonos. Luego de cuatro películas sin aparente mejoría, ya es tiempo de mandar a los robots a dormir.

 

transformers-4-poster-crop-invasion

 

Para no hacerla larga, vamos a hacer un resumen de las demás:

 

47 Ronin de Carl Rinsch

Keanu Reeves andaba desaparecido y aquí demostró no ser el mejor actor del mundo. Me cae bien, pero en papel de samurai, es tan expresivo como un tronco.

Winter’s Tale de Akiva Goldsman

Un caballo volador, demonios y Will Smith haciendo de Satanás. No hay manera de tomarse eso en serio.

The Legend of Hercules de Renny Harlin

Te hace apreciar el carisma y talento de La Roca en la otra película sobre Hércules del año.

Need for Speed de Scott Waugh

La vi sólo para ver como le iba a Aaron Paul en la pantalla grande ahora que acabó Breaking Bad. Extrañé horrores a Jesse Pinkman.

Brick Mansions de Camille Delamarre

Paul Walker se merecía un mejor homenaje póstumo que este inútil remake de la francesa Distrito B13 que llegó con diez años de atraso y que nadie pidió.

Dracula Untold de Gary Shore

Una película de vampiros sin sangre es como una pizza sin queso.

 

draculauntold

 

Me detendré aquí para evitar hacer más bilis. Para que no todo sea queja y protesta, pronto se vienen las mejores películas del año, aunque siempre me cueste encontrar diez; y las mejores actuaciones del año, de las cuales hubo mucho para escoger. Hasta entonces.

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: