Skip to content

Oscares 2015

enero 16, 2015

 

bugsoscar22

 

Esta mañana se anunciaron las nominadas al Oscar para este año. Como siempre, empiezan las apuestas, especulaciones y quejas porque la Academia se olvidó de alguien merecedor. Y es que con el rígido calendario de estrenos hollywoodense – los meses de verano para las explosiones y los efectos especiales, el final de año para todos los filmes de prestigio que buscan el reconocimiento – y la memoria a corto plazo de los sexagenarios miembros de AMPAS, siempre hay alguien que queda fuera.

Como siempre, uno llega a la ceremonia sin haber visto casi nada, gracias al confuso criterio de nuestras distribuidoras locales, que suelen esperar a que se anuncien las nominadas para rehacer todo el calendario y empezar a traer todo; por mientras, nos someten al más reciente bodrio de Nicolas Cage. Sólo he visto dos de las nominadas a Mejor Película, pero de todas maneras me atrevo a hacer algunos comentarios.

Birdman de Alejandro Gonzalez Iñarritu, hizo renacer de las cenizas al gran Michael Keaton, uno de esos actores carismáticos que siempre caen bien pero que llevaba una década o más desaparecido del mapa. El papel de Riggan Thompson, un actor en desgracia intentando reflotar su carrera (acaso una metáfora para la vida del propio actor) ya le valió un Globo de Oro y se perfila como favorito en una categoría que incluye a Eddie Redmayne como Stephen Hawking en La Teoría del Todo, el inglés Benedict Cumberbatch (quien ultimamente parece estar en todos lados; pronto lo veremos como el Doctor Strange de Marvel) en El Código Enigma, Bradley Cooper en American Sniper del gran Clint Eastwood, incansable a sus 84 años y el cómico Steve Carell poniendose serio como el desequilibrado John Du Pont en Foxcatcher de Bennett Miller. Su victoria sería una grata sorpresa; a Carell siempre suele irle mejor en papeles serios, es un actor dramático que aún no se aprovecha del todo. Sin embargo, pase lo que pase, lo importante es que Beetlejuice ha vuelto por todo lo alto y se le echaba de menos.

 

 

En el rubro de actrices, queda confirmado que Meryl Streep puede interpretar a un zapato e igual será considerada. Acaba de recibir su nominación #348 (en el rubro Actriz de Reparto) por su papel de la malvada bruja en el musical Into The Woods de Rob Marshall. Pronto cambiarán el nombre de las categorías de actrices a “Meryl y Las Otras 4”. La gran favorita de este año para Mejor Actriz es Julianne Moore como una enferma de Alzheimer en Still Alice de Wash Westmoreland y Richard Glatzer, cuyo filme debut, Quinceañera, me arrancó aplausos hace ocho (!) años en Sundance.

Luego del Globo de Oro, Actor de Reparto tiene un gran favorito: J.K. Simmons como un tiránico instructor de música en Whiplash de Damien Chazelle, donde hace llorar a su pobre alumno lanzándose unas baquetas. Simmons es uno de esos actores secundarios que siempre se roba las cámaras, un tipo de facciones serias que te puede intimidar o hacerte reír. Entre sus grandes papeles está el neonazi Vern Schillinger en la serie Oz y el sarcástico editor J. Jonah Jameson en la primera trilogía de Spider-Man, un casting tan perfecto que resulta imposible ver a otro actor en el papel. Si los nuevos filmes del arácnido deciden incluir al buen Jonah, tienen que llamar a Simmons, un actor que hace rato se merecía el reconocimiento.

 

 

En esta categoría encontramos al veterano Robert Duvall. El Juez es un filme que a ratos cae en el melodrama, pero el trabajo del actor es impecable, un papel honesto y emotivo que además no oculta su avanzada edad, poniendolo en más de una situación comprometedora. También está Ethan Hawke como el padre ausente de Boyhood de Richard Linklater. El actor debe haber hecho un pacto con el diablo; a lo largo de los 12 años que abarca la película, parece nunca envejecer.

Su esposa en pantalla, Patricia Arquette, es la favorita como Actriz de Reparto, un premio más que merecido. Como la madre que parece llevarse la parte más dificil, criando a dos hijos por su cuenta, ella es la revelación y porque no, la verdadera alma del filme.

Boyhood no podía faltar; es un experimento ambicioso de parte de Linklater, con un método de filmación inusual pero que da resultados. Es una película que documenta el paso del tiempo, que encuentra verdades en los momentos pequeños y anodinos y que trae nostalgia a más de uno por sus experiencias de juventud. Lo cierto es que su mayor gancho es haber sido filmada en 12 años; de lo contrario, no tendría el mismo efecto. Pero ha sido la gran favorita de crítica y público del 2014 y ahora se mide codo a codo con Birdman, la otra gran favorita. Son ocho las nominadas, pero al final siempre se reduce a dos o tres.

Viendo las otras categorías, se ve que la Academia decidió ignorar por completo a Interestelar de Christopher Nolan, un film cuando menos ambicioso y que al menos se merecía algo en las categorías técnicas, siendo un espectáculo visual del primer nivel. Se mantiene el prejuicio de AMPAS en contra de los filmes de género; ya sea ciencia ficción, terror, comedia o fantasía, casi siempre son ignorados, salvo contadas excepciones.

Una muy buena noticia: Relatos Salvajes, la delirante antología de humor negro de Damián Szifrón, se coló en el rubro de Película Extranjera, representando a Argentina por sexta vez. Me declaro parcializado; le estaré prendiendo velitas, aunque la tiene dificil, ya que la gran favorita es la polaca Ida de Pawel Pawlikowski, el tipo de película seria y de autor que prefiere la Academia en esta categoría.

Por último, La Gran Aventura Lego se quedó fuera de Película Animada, injusto para una película que es más que una herramienta para vender juguetes; se trata de una oda a la imaginación y a la capacidad de juego que nunca debemos perder aún siendo adultos. Pero sí está la irritantemente pegajosa Everything is Awesome en la categoría de Mejor Canción, una de esas tonaditas que se te quedaban grabadas en la cabeza sin remedio.

 

 

Los Oscares no son en verdad indicadores de lo mejor del año – eso al final depende de la opinión de cada uno – pero al menos, nos hacen descubrir películas a las que tal vez nunca les habríamos prestado atención. Queda poco más de un mes para ver una montaña de películas, opinar, quejarse y mentalizarse para una ceremonia que dura cuatro horas pero que a veces parece el doble gracias al exceso de comerciales y para los que no cuentan con SAP en su televisor, el desesperante doblaje de Canal Dos.

From → Uncategorized

One Comment
  1. Esteban permalink

    Que tal animal ese tal pepe derteano para acertar los premios oscar.. ufffffffffff

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: