Skip to content

¡Salven a los Directores!

octubre 10, 2015

Para muchos directores, la oportunidad de trabajar en Hollywood es algo con lo que siempre sueñan. Dar el paso de producciones a pequeñas a laborar con grandes estrellas y enormes presupuestos. El cine está lleno de estas historias de éxito, aunque a veces tiene su lado oscuro. Para los directores con una voz propia, un estilo muy marcado de hacer cine, mudarse a los blockbusters puede significar sacrificar su voz y su manera de narrar. Dicho de otro modo, la máquina se los traga.

Algunos realizadores ya están perdidos. Peter Jackson empezó su carrera con cintas gore de bajo presupuesto como Dead Alive y Bad Taste, irreverentes y llenas de imaginación. Luego de la trilogía de El Señor de los Anillos (y en menor medida, El Hobbit), parece que, por más buen director que sea, ya no tendremos de vuelta al Jackson que nos dio un show de Muppets drogadictos, amorales y esquizofrénicos en la delirante Meet The Feebles.

 

 

Justin Lin es conocido ahora por dirigir cuatro (¡!) entregas de la saga de Rápido y Furioso, con Vin Diesel y su pandilla ignorando cada vez más las leyes de la gravedad, pero pocos saben que empezó su carrera con Better Luck Tomorrow, cinta juvenil de bajo presupuesto aclamada por ser una de las pocas que se centra en la comunidad asiático-americana en EE.UU y sin recurrir a los típicos estereotipos hollywoodenses del sabio maestro de artes marciales, el bodeguero que apenas habla inglés o el dueño de una lavandería. Pronto a filmar la tercera entrega de Star Trek, parece que Lin ya se quedó en la tierra del blockbuster. Lo único que ha hecho acordar a sus inicios en este tiempo fue Finishing The Game, un falso documental que también era un tributo al gran Bruce Lee.

Bryan Singer irrumpió en el cine con la magistral Los Sospechosos Comunes, tal vez la metida de dedo más grande y entretenida que se haya hecho. Todo hacía parecer que Singer seguiría por el camino del thriller, hasta que se cruzó con el Profesor X y sus mutantes. El director ha tenido algo que ver con prácticamente todas las películas de los X-Men y está pronto a estrenar Apocalypse, donde convierte al villano En Sabah Nur en un clon de Ivan Ooze de los Power Rangers. Al parecer, del Singer que introdujo a Keyser Soze al mundo ya no queda mucho, salvo un drama de nazis con Tom Cruise.

Justamente este fenómeno (a falta de un mejor término) se da en el cine de superhéroes, tan en boga hoy en día, y particularmente con Marvel, que con su gran proyecto de construir un universo interconectado (además de conquistar el mundo) se ha vuelto un referente dentro del género.

Los hermanos Anthony y Joe Russo hicieron un gran trabajo con Capitán América y el Soldado de Invierno; y eso que empezaron en comedia, con algunas películas poco vistas y en Community, genial serie hecha para los cinéfilos obsesivos, los que consumen series de televisión en maratones y los amantes de la cultura pop en general. Nadie se esperaba verlos hacer una película de acción y cumplieron. Ahora que se les ha encargado Civil War y las dos partes de Infinity War, a estrenarse en el 2019 y donde Marvel piensa tirar la casa por la ventana, parece que estarán demasiado ocupados para dedicarse a la comedia de nuevo.

 

josep-gordon-levitt-500

 

Marc Webb se dio a conocer con 500 Days of Summer, una anti-comedia romántica, de las mejores que se han dado en ese repetitivo género, donde más de uno odió a la maldita Summer. De repente saltó al reboot de Spider-Man, donde hubo poco rastro de la sensibilidad que ya había mostrado. Ambas entregas fueron mal recibidas (soy uno de los pocos que piensa que La Amenaza de Electro no fue TAN mala), que ahora el Hombre Araña va hacia su segundo reboot en el lapso de diez años y Webb ha perdido buena parte de su prestigio. Y mejor no hablemos de Josh Trank, que empezó con la brillante Chronicle pero tras la reciente debacle de Los Cuatro Fantásticos, muchos están dando su carrera por terminada.

Algunos directores están empezando a dar el paso hacia los blockbusters y sólo nos queda esperar que no pierdan el estilo por el que han sido reconocidos. James Wan pasó de crear atmósfera para cintas de terror como El Conjuro a la séptima aventura de Dom Toretto y compañía, donde se mostró igual de adepto para la acción, pero sin diferenciarse mucho de su antecesor Lin. Entre sus próximos proyectos está Aquaman  y como ya amenazó con no volver a hacer cintas de miedo, muchos están con la duda de que si con esto perderemos a uno de los mejores directores de terror de los últimos años.

 

REVIEW-Jon-Watts-Clown-2015

 

Luego está el caso de Jon Watts. El Payaso del Mal es una cinta gore al mejor estilo ochentero, que saca provecho del miedo irracional que muchos le tienen a los hombres de la cara pintada. Es políticamente incorrecta, lo mismo que su siguiente trabajo, Cop Car, donde el director manda al diablo la regla no escrita de que a los niños en las películas no se les pone en peligro. Ahora se le ha encargado a Spider-Man y si logra mantener ese espíritu anárquico, cosa bastante difícil en el mundo de los blockbusters, al menos el resultado final dará un poco de curiosidad.

El inglés Colin Trevorrow es otro ejemplo reciente, yendo de una comedia indie con tintes de ciencia ficción, Safety Not Guaranteed, a los dinosaurios de Jurassic World. Sólo lleva dos películas, por lo que aún es temprano para saber que pasará con él, pero como entre sus próximos proyectos está el Episodio IX de Star Wars, uno puede hacerse una idea.

Sin embargo, muchos directores han logrado esquivar la bala. Tim Burton dejó temporalmente sus películas de corte gótico/bizarro para probar en los blockbusters con el remake de El Planeta de los Simios, el que no le gustó a nadie (las de Batman no cuentan; eran más la visión de Burton que la de DC Comics) y para alivio de muchos, pronto estuvo de vuelta con su estética oscura y personal y trabajando con su musa Johnny Depp.

 

james_gunn_guardians_of_the_galaxy_news

 

James Gunn es un irreverente director que empezó su carrera escribiendo guiones para Troma, productora de cine Clase B de bajo presupuesto y responsables de joyas como el Vengador Tóxico o Kabukiman; le perdonamos las de Scooby-Doo porque de hecho hay que pagar las cuentas. Gunn es responsable de cintas como Slither, grotesca comedia de horror con sanguijuelas extraterrestres y Super, una historia de un superhéroe perturbado que más que vestirse en traje debería ponerse la camisa de fuerza y mandarse al manicomio. Marvel fichó a Gunn y si Guardianes de la Galaxia resultó ser tan entretenida como fue, es porque el director impuso su propia visión por sobre los planes de la productora.

El inglés Edgar Wright, que tan brillantemente actualizó el cine de zombies (Shaun of the Dead), las buddy movies de acción (Hot Fuzz) y las invasiones extraterrestres (The World’s End) se retiró de Ant-Man cuando Marvel quiso comprometer sus planes; y si bien el resultado final fue más que aceptable, nos quedamos con las ganas de ver lo que Wright hubiese hecho con el minúsculo héroe.

Siempre en busca de nuevas voces, Marvel también fichó a Ava DuVernay para hacer Pantera Negra. Hubiese sido un tremendo (y extraño) cambio para una directora conocida por sus dramas acerca de la comunidad afroamericana. Pocos veían detrás de una cinta de cómic a la misma persona que dramatizó la histórica marcha pro igualdad de derechos de Martin Luther King en los años 60 en Selma y al parecer ella estuvo de acuerdo; antes de comprometer sus ideas con Marvel, abandonó el barco.

Los blockbusters en sí no tienen nada de malo y siempre es bueno tener voces originales detrás. Pero hoy en día van quedando pocos directores que tienen un estilo de hacer cine muy personal y marcado, de esos que uno reconoce en instantes. Sería una pena que todos acaben absorbidos por un Hollywood homogéneo, pero menos mal todavía quedan algunos. El día que Tarantino o Wes Anderson anuncien que se unen a las filas de las megaproducciones, ahí es cuando varios deberían preocuparse.

 

 

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: