Skip to content

Día del Padre

junio 18, 2018

Hoy es el día en el que rendimos homenaje a nuestros progenitores; existen padres geniales, los que nos enseñan a ser grandes, los que son un ejemplo a seguir. Y en primer lugar está el mío, claro, a quien le dediqué algunas líneas cinéfilas hace algunos años. No podría superar lo escrito en aquel entonces, así que prefiero no intentarlo.

Luego están aquellas figuras paternas inolvidables que nos ha dado el séptimo arte. Mufasa de El Rey León, enseñando a su hijo a ser rey (“Cuando te sientas solo, recuerda que esos reyes siempre estarán ahí para guiarte. Y yo también.”); Bob Parr, alias el Señor Increíble, el patriarca de Los Increíbles, un superhéroe para quien su familia es tan o más importante que salvar al mundo; el fallecido padre del boxeador Butch Coolidge en Pulp Fiction, quien pasó por todo un calvario anatómico para poder hacerle llegar a su hijo el reloj de su abuelo y así poder preservar la tradición familiar.

Hasta los más malos no se olvidan de ser padres: Anakin Skywalker recobró la cordura lo suficiente como para salvar a su hijo Luke del Emperador, lanzando a la ciruela pasa al espacio; y Vito Corleone, a pesar de ser un mafioso sangre fría que no dudaba en poner bajo tierra a su competencia o intimidar a directores de cine poniéndoles una cabeza de caballo en la cama, siempre priorizaba a la familia por sobre todo lo demás; siquiera unos valores y un sentido del honor que su más sanguinaria competencia no tenían.

Ejemplos hay muchos, pero yo me quedo con el buen Bryan Mills de Taken, el que convirtió a Liam Neeson en una estrella de acción a puertas de la tercera edad. Buena ocasión para desempolvar un texto que escribí hace ya bastante tiempo y que nunca se publicó.

¡Feliz día a todos los padres! Pero en especial al mío.

 

 

Bryan Mills es el típico papá de otra época que no entiende a las nuevas generaciones. Es sobreprotector con su hija y mira receloso al enamorado, pero se siente fuera de lugar frente a ambos y no sabe dónde meterse cuando empiezan a hablar de su vida íntima. Es el tipo de papá amoroso que le regala peluches gigantes a su hija aún cuando esta ya dejó de ser una chiquilla y es independiente. Para padres como Bryan, la niña de sus ojos siempre va a ser inocente.

Bryan es un padre algo torpe como tantos otros, pero es también una persona con habilidades muy particulares, gracias a un pasado como agente de la CIA. Y cuando su hija es secuestrada por una red de trata de blancas armenia en París, removerá cielo y tierra para recuperarla. Bryan demuestra los sacrificios que un padre está dispuesto a hacer por su hija, arrasando con toda la Ciudad Luz si es necesario; una muestra de que el amor de un padre lo puede todo.

Búsqueda Implacable no era un título que prometía mucho – apenas otra genérica traducción (de muchas) para otra cinta de acción – pero si algo logró este compacto y cumplidor filme de Pierre Morel (parte de las huestes de la productora EuropaCorp de Luc Besson, especialista en cintas de género baratas ambientadas en el Viejo Continente) fue darle un segundo aire a la carrera de Liam Neeson; con sus casi dos metros de estatura, porte intimidante y cara de “no me faltes el respeto”, el patear traseros se le dio de forma natural. Hoy, es uno de los pocos rudos que quedan, uno que a la postre sabe actuar; otros veteranos como Sean Penn o Kevin Costner han tratado de seguirle los pasos, sin mucho éxito.

Todo empezó con Bryan Mills, una mezcla de Rambo, James Bond y Papá Por Siempre, el abnegado padre y hombre de familia que en dos posteriores (e inferiores) secuelas destruyó a Budapest y Los Ángeles (es de esperar que en la cuarta acabe con el mundo entero), dejando claro que nadie se mete con sus seres queridos. Todo un ejemplo a seguir para los papás.

 

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: