Saltar al contenido

Las Mejores Actuaciones de 2018

diciembre 29, 2018

Primera parte del acostumbrado conteo anual: los personajes más memorables que nos (me) dejó el cine en este 2018, las figuras que uno ama, odia, admira o teme y los actores/actrices que les dieron vida. Y de nuevo la duda sobre si este conteo es sobre los personajes más que las actuaciones en sí.

La única regla es no incluir intérpretes que estén repitiendo un papel que ya haya incluido en este conteo en años anteriores. Así, quedan fuera: Michael Peña como el “narrador de cuentos” Luis en Ant-Man & The Wasp; y Denzel Washington como el Ángel de la Guardia Robert McCall en The Equalizer 2. También está el caso de aquellas películas con repartos tan sólidos (La Forma del Agua, te veo a ti) que resulta imposible escoger sólo una actuación; me es más sencillo nombrar actuaciones individuales. Y claro, siendo humano, es casi seguro que me olvidé de una o varias; tanto mejor, o este texto sería interminable.

En orden alfabético…

 

 

Yalitza Aparicio, Roma

Cleo, la nana de una familia mexicana en los años 70, es una testigo silenciosa no sólo de los problemas familiares, sino de una convulsionada época de cambio. Una presencia indispensable para los que la rodean, un miembro más de la familia… hasta que no lo es. En su debut en el cine, Aparicio deja de lado cualquier histrionismo en una actuación interna; dice más con una melancólica mirada de lo que las palabras podrían. Cleo – y Yalitza – son el eje mediante el cual Cuarón cuenta esta historia íntima, pero en un contexto aún más grande.

 

 

 

Patricia Barreto, No Me Digas Solterona

Este fue el año de las comedias sobre la soltería en el cine peruano y fue Solterona la que dio la sorpresa; aun con fallas y limitaciones, resultó agradable y en gran parte gracias a Patricia Barreto, cuyo carisma en pantalla es innegable. Rodeada de algunos buenos secundarios, Barreto compone un personaje simpático, una chica recuperándose de un rompimiento asumiendo su soltería y que a pesar de algunos momentos dignos de romcom absurdo, se siente real. La actriz es una grata presencia, simplemente un sol y que luego de esto, merece más papeles en la pantalla grande.

 

 

Toni Collette, Hereditary

Hereditary (bautizada aquí con el ridículo mote de “El Legado del Diablo”) es una cinta sobre la pérdida de un ser querido, al menos antes que entren a tallar las sectas y los demonios. En una actuación desesperante y triste por igual, Toni Collette interpreta a una madre intentando mantener la cordura en los momentos difíciles, yendo de la negación al colapso y de ahí a la aceptación, a veces en una sola escena. Gran trabajo el de Collette, cuyas emociones se mantienen reales aún cuando la película recae en lo fantástico.

 

 

Guillermo Francella, Animal

A estas alturas, Sambucetti y todo eso de “es una nena” ya es un recuerdo; Francella se ha perfilado como un excelente actor dramático y que mejor muestra que el papel de Antonio Decoud, un hombre de familia que parece tenerlo todo pero cuya vida se pone de cabeza cuando se entera que necesita un transplante de riñón. Al mejor estilo de Un Día de Furia, Francella nos muestra a un hombre desesperado que de a pocos abandona toda intención de ser civilizado y se convierte en, bueno, un animal.

 

 

Rami Malek, Bohemian Rhapsody

Como una historia tras bambalinas de Queen, Bohemian Rhapsody no te dice nada que no podrías aprender leyendo Wikipedia. Pero funciona como un buen tributo a la música de una banda repleta de clásicos y cuya música suena fuerte hasta hoy. Y tal vez su mejor carta sea la transformación de Malek en el icónico Freddie Mercury, uno de los mejores vocalistas del rock. El gran mérito del actor egipcio es rendirle honores al gran Freddie, avalando su estatus como un ícono musical y dejando claro que nunca volverá a haber otro como él.

 

 

Frances McDormand, Three Billboards Outside Ebbing, Missouri

La hija de Mildred Hayes fue violada y asesinada y la policía de su pequeño pueblo no ha hecho mucho al respecto. La madre no está dispuesta a quedarse sentada y decide buscar justicia por sus propios miedos, enfrentándola a sus propios vecinos. Un papel que le queda como anillo al dedo a McDormand, una mujer que sufre pero que se rehúsa a ser una víctima y a quien la actriz no muestra como un ideal de virtud; Mildred es ácida e impulsiva y sus decisiones perjudican a otros y a ella misma. Es muy humana y entre un gran reparto que incluye a Woody Harrelson y Sam Rockwell, McDormand brilla con luz propia.

 

 

Robert Pattinson, Good Time

En los últimos años, Robert Pattinson ha hecho todo lo posible por desprenderse de la imagen de vampiro brilloso que le dio la saga de Crepúsculo. Y su consagración definitiva bien puede ser su papel de Connie Nikas, un bueno para nada que emprende una desesperada odisea nocturna por Nueva York que se asemeja a un descenso a los infiernos. Mentiroso, carismático y manipulador, Connie es una escoria que apenas genera simpatía debido a su devoción a su hermano mentalmente enfermo, una relación que de fraternal no tiene mucho. Pattinson se sumerge de lleno en un papel que no le pide ser simpático y él tampoco lo intenta.

 

 

Christopher Plummer, All The Money In The World

Hay una manera muy breve de describir al fallecido magnate petrolero J. Paul Getty: viejo de mierda. Un tacaño miserable que se rehusó a pagar un rescate por su nieto secuestrado en los años 70, que el maestro Ridley Scott llevó al cine en este cumplidor drama. El veterano Plummer – reemplazando a última hora al caído en desgracia Kevin Spacey – nos muestra como el dinero y el poder pueden corromper totalmente a una persona, con un Getty desconectado de la realidad y a ratos hasta ni humano. Plummer hace del magnate una figura detestable, pero fascinante al mismo tiempo.

 

 

Alicia Vikander, Tomb Raider

Tomb Raider como película no es nada especial; otra adaptación de un videojuego, mejor que el promedio (aunque eso no es decir mucho considerando lo malas que suelen ser) que cumple con entretener y no mucho más. Pero Alicia Vikander compone a una muy interesante Lara Croft, convenciendo plenamente en su evolución de chica tímida y solitaria a una aventurera de armas tomar. Vikander hace mucho más de lo que una película así le exige y se perfila como una buena heroína de acción.

 

YAPA: Con Frances McDormand no te metes. ídola.

 

 

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: